top of page

Diálogos de una pistola: El odio en 'Seul Contre Tous' (1998) es un horror social

Después de haber despertado el odio en "Carn" (1991) y antes de impactar al mundo con "Irreversible" (2002), el genio argentino regresa a las entrañas de Francia para profanarla en "Seul Contre Tous" (1998). En su ópera prima, Gaspar Noé sigue los pasos del más vil carnicero parisino.

Siguiendo los acontecimientos de "Carne", somos arrojados junto al personaje de Philippe Nahon, fuera de París, viviendo en el apartamento de su suegra y esperando un hijo con la dueña del bar cercano a su antigua carnicería, la persona ya introducida en el prólogo de 1991. Nutriendo odio por su actual esposa y con la esperanza de volver a ver a su amada hija, consigue un trabajo como guardia nocturno en una casa de ancianos para ahorrar algo de dinero y regresar a la Ciudad de las Luces.

Después de golpear a su esposa y, posiblemente, provocar un aborto, roba la pistola de su difunto suegro y se va a la carretera haciendo autostop en dirección a la capital. Al llegar, va al hotel más "medio estrella" de París, un antiguo conocido, y solicita la misma habitación donde años atrás concibió a su hija. Vaga por las calles entre sorbos de alcohol y búsquedas de empleo, mientras difunde injurias sociales y nos presenta su mundo, su forma de pensar.


Seul Contre Tous (1998), dirigido por Gaspar Noé.


Al final del día, cuando se acuesta en la misma cama de años atrás, piensa en Cynthia, su hija adolescente que vive en un orfanato. Su amor por ella es enfermizo. Busca ayuda de antiguos conocidos y encuentra ofertas que considera insignificantes. En cada paso que da, el nihilismo insiste en seguir tomando control de su ser.


Seul Contre Tous (1998), dirigido por Gaspar Noé.

Cuando todas sus expectativas de rehacer su vida en su ciudad natal se desvanecen, decide ir en busca de Cynthia. Al comienzo de este nuevo arco, aparece un título en pantalla que brinda al espectador la oportunidad de abandonar la experiencia.


Seul Contre Tous (1998), dirigido por Gaspar Noé.

Tras la simple advertencia, el clímax de la película se construye dentro de una nueva habitación de hotel, ésta más hermosa que la anterior. Mientras Cynthia ocupa la pared ventana de la habitación, nuestro ordinario, junto con su pistola, ocupa la pared opuesta, la que alberga el armario. Al mirar a su hija por encima del hombro, construye una ilusión de amor corrupto, incesto, feminicidio y suicidio. Al regresar, nos dimos cuenta de que todo estaba más allá de la sucia imaginación del Carnicero. Es en los siguientes momentos que nuestro compañero perfila su único sentimiento además de la ira, el asco y el odio. Llora profusamente como un niño, vocaliza y suplica el amor de su hija, lucha con sus fantasías más oscuras. Mientras la cámara sale de la habitación hacia la calle, entramos en contacto con los últimos pensamientos de nuestro héroe, en un monólogo lleno de absurdos y amor morboso. La película termina.


Seul Contre Tous (1998), dirigido por Gaspar Noé.

La primera película de Noé presenta de manera magistral el corazón de lo que sería la Nueva Extremidad Francesa en los años siguientes. Es un horror político que toca lo más macabro del ser humano. Ofrece una realidad acorde, sórdida y encontrada en las entrañas de la sociedad. El "masculinismo" enfermizo, el abandono social, el desempleo y otros de los grandes males del capitalismo se representan aquí de manera magnífica. En esta película, Philippe Nahon no interpreta a un personaje específico; el carnicero del cine francés encarna a una parte de la sociedad. La falta de un nombre propio es una manifestación de esto. Su persona queda eclipsada por su función social, que ni siquiera puede ejercer; nuestro amigo no es más que eso, y eso es lo que el capitalismo desea. En definitiva, "Seul Contre Tous" en gran parte nos muestra una realidad que llama a nuestra puerta todos los días, pero que preferimos ignorar.


Seul Contre Tous (1998), dirigido por Gaspar Noé.
7 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page